La Pampa tiene el sabor: Pampa Roja.

0

Un horizonte eterno. Campos, ganado, el paso obligado a la Patagonia para quienes elegimos visitarla por tierra. ¿Qué es lo primero que llega a la mente cuando pensamos en La Pampa? ¿Y si les digo que bien vale la pena un viaje fugaz solo para ir a comer?

La experiencia es curiosa pero, vamos, los europeos saben bien de esto. Cuando surge la famosa Guía Michelin, el objetivo detrás fue claro desde un principio: estimular la venta de neumáticos para todos esos paladares voraces que quisieran moverse de sus casas y, con las manos en el volante, viajar para cenar. Por nuestros pagos el asunto es difícil, y las distancias en muchas ocasiones nos juegan malas pasadas.
Pero nosotros tuvimos una excepción. Pampa Roja fue una excepción.

pampa3

Pampa Roja es un restaurante que hace dos años se afincó en Santa Rosa, la capital de la provincia. Habíamos oído hablar de él por su carta de vinos, premiada por Wine Spectator y The World Of Fine Wine, dos de las principales revistas enológicas de los Estados Unidos e Inglaterra, respectivamente. Así que hasta allá fuimos.

El lugar está en el corazón mismo de la ciudad, pero puede pasar inadvertido hasta para el vecino inmediato: en la puerta solo se lee una placa dorada. Timbre. Una voz cálida detrás que nos invita a pasar. Adentro, es un restaurante hecho y derecho, dominado por las luces tenues, el tango y el jazz y una cava vidriada que cobija a las multipremiadas botellas. 600 botellas con vinos de todo el mundo. Cristalería austríaca, temperatura exacta.

pampa

Y la comida, claro. Hay dos opciones: un menú fijo mensual de seis pasos y una pequeña carta con alterativas de entradas, principales y postres. “Si se animan, préstense al juego”, nos dijo Mariano Braga, sommelier y dueño junto a Flor Borsani (a cargo de la cocina). Así recorrimos sabores autóctonos y absolutamente desconocidos; wafles de cardo ruso, margaritas pampeanas, helado de tunas, ciervo. Platos sorprendentes en su presentación, impecables en el sabor y en armonía perfecta con la experiencia que el restaurante propone.

A un viaje de distancia que, en definitiva, tampoco es tanto. Pero antes o a la vuelta del destino final, Pampa Roja puede ser una de las joyas más inesperadas en tu próxima travesía por Argentina.

www.pamparoja.com

Please follow and like us:
Share.

About Author

Leave A Reply

Suscribite!