Pablo Pinto

0

A punto de estrenar “Ataúd blanco” en cines, conversamos con Pablo Pinto, actor y productor que va ganando terreno y reconocimiento a fuerza de grandes labores en TV y cine, como su protagónico en “De martes a martes”, premiado nacional e internacionalmente.

¿Qué recuerdos tenés de tus vacaciones cuando eras chico?
Siempre íbamos a veranear a Mar de Ajó con mis abuelos, ellos tenían allí una casita que aún hoy conservamos. Tengo el recuerdo de ir caminando por la playa con ellos, juntando almejas. Mi abuelo las pelaba, les echaba limón y se las comía. Por la noche, no faltaba la salida en familia con mis hermanos a la peatonal, a los fichines y a tomar helado.

¿Cuál fue tu primer viaje solo?
Mi primer viaje sólo fue a los 16 años, con dos amigos, a Mar del Plata. Tengo un recuerdo muy loco: una noche salimos a caminar por la rambla y a lo lejos había un recital. Resultó que el que tocaba era Leonardo Favio, por lo que me acomodé muy entusiasmado a verlo. Me colgué tanto escuchándolo, que no me di cuenta que mis amigos se fueron y me dejaron solo.

¿Qué es lo más importante de un viaje?
Creo que lo más importante es encararlo con mucha expectativa y decidido a pasarla bien. Poder conocer la cultura del lugar a donde vas. Y dejar siempre algo pendiente para volver.

¿Cuál destino recomendarías en Argentina? ¿Y en el mundo?
En Argentina, Merlo (SanLuis), sus paisajes y su microclima me encantan. Allí descanso muy bien y vuelvo con energía renovada.
En el mundo, Huelva, al sur de España. Fui invitado al XXVI Festival Iberoamericano de Cine para presentar la película “De martes a martes”, de Gustavo Triviño, donde recibí el premio a mejor actor por mi papel protagónico. Estuve diez días en la ciudad disfrutando de cada rincón. Me asombró la calidez y cordialidad de la gente. Huelva tiene una hermosa arquitectura y sus bares son muy atractivos, rústicos, cálidos. ¡Y se come increíble!

Contanos a dónde fuiste en tu último viaje y si ya estás planificando el próximo…
Mi último viaje fue a Ecuador, por trabajo. Estuve allí una semana filmando una publicidad y en mis días libres pude recorrer Quito. La ciudad es muy colorida y pintoresca. En Ciudad Vieja hay una iglesia cada 200 metros, algo que me sorprendió.

¿Qué es lo más loco que te pasó en un viaje?
Cuando viajé a Chicago por la película “De martes a martes”, llegué al aeropuerto y mi inglés no me ayudaba, estaba bastante perdido. Mientras pensaba ¿cómo voy a hacer para comunicarme acá?, miro hacia uno de los pasillos y veo venir a Jaime Ross y le grito: ¡Jaime! Vos sos Jaime, ¿no? Me mira y me dice “¡No me digas que sos Argentino o Uruguayo!” Allí no sólo empezó una amistad que duraría todo el viaje, sino que conseguí traductor y guía durante todo el Festival de Chicago.

¿Hay algo que no pueda faltar en tu valija? ¿Qué pasa si te lo olvidás?
Hace unos cinco años atrás, una de mis hijas quiso pintarme las uñas de las manos. Le dejé pintarme las de los pies. Me pareció divertido y hoy me pinto yo mismo la uña de mi dedo gordo del pie de color negro. Así que casi como una cábala para recordar ese instante, llevó siempre conmigo un esmalte de uñas. Si me faltara, probablemente saldría a comprar.

¿A quién llevarías en tu valija si pudieras?
Mirá… en mi jardín tengo un estanque con peces. Me da mucha paz cuidarlo, observarlo. A ellos me los llevaría conmigo si pudiese.

Si tuvieras que elegir un destino para el último viaje de tu vida, ¿cuál sería y por qué?
Una destino para mi último viaje sería Portugal, especialmente Lisboa porque de allá son mis raíces, mi abuelo llegó escapando de la guerra y en búsqueda de trabajo.

Y ahora aterricemos en tu presente, ¿contanos qué estás haciendo a nivel personal, laboral, por estos días?
A nivel personal, estoy con toda mi fuerza laburando con Eusebia en la Higuera, la productora que llevamos adelante con mi hermano Eduardo Pinto, Luciano Cáceres y Omar Aguilera. También estoy filmando una miniserie de HBO “El jardín de Bronce”. Además estoy esperando ansioso el estreno de “Ataúd Blanco” (3 de novimbre), de Daniel de la Vega (un groso en el cine de género). Hay mucho expectativa, dado que hacer terror es jugado.

Please follow and like us:
Share.

About Author

Leave A Reply

Suscribite!