Juan Darthes

0

Juan Darthes es uno de los actores y cantantes preferidos de las mujeres. Dueño de una sonrisa encantadora, una voz que eriza la piel, una mirada penetrante y un gran carisma, sabe cómo conquistar a su público. 

Por @andybisso

Escorpiano de ley, Juan Darthés fue dejando su huella en programas como Gasoleros, 099 Central, Culpable de este amor, Dulce amor, Patito feo (que le dio fama mundial) y la más reciente Los ricos no piden permiso, en la que Antonio Villalba, tras muchas idas y venidas, terminó al lado de su amada Julia (interpretada por Araceli González).

Hoy en día nos emociona a través de la música entremezclada con la actuación, en “Lo prohibido” junto a Alejandra Radano y Vico D´Alessandro en el Paseo La Plaza, dirigidos por Betty Gambartes.

Juan, hizo un alto en su camino hacia el gimnasio para conversar con Travel Magazine.

Juan, ¿cuál es el primer viaje que realizaste que se te viene a la mente?

-El primero que se me viene a la cabeza es el que hicimos hace dos años al Paradisus Resort en Punta Cana, República Dominicana, a donde viajamos los cuatro y con María (su esposa). Decidimos hacer una renovación de nuestros votos matrimoniales frente a nuestros hijos. Tomás y Gian Franco hicieron música durante la ceremonia… Fue todo muy mágico… el mar… el estar allí, en familia, disfrutando después de un año de mucho trabajo. Fue realmente mágico.

¿Viajabas de chico con tu familia?

-No tengo muchos recuerdos de chico porque no teníamos muchas posibilidades de viajar. Sí lo acompañaba a mi papá a cantar a diferentes lugares, como a Salto – provincia de Buenos Aires. El mar lo conocí de más grande, cuando pude empezar a trabajar por mi cuenta.

¿Cuándo sentiste que tu camino sería el artístico y qué dijeron tus padres?

-Bueno, en casa mi vieja era actriz, lo conoció a mi viejo cantando, así que estaba “la veta artística”, pero no fue fácil, porque más allá de que me dijeron que me iban apoyar en todo, ellos habían tenido que dejar sus carreras para poder seguir viviendo. No me hablaban de un trabajo fácil… me prevenían. Y de esa disyuntiva salió lo que tenía que ser.

“Salió como tenía que ser”… ¡Te dedicaste a actuar como ella y a cantar como él! ¡Y tus hijos siguieron tus pasos!

-¡Sí! Se dedican a la música y yo también les dije que los iba a apoyar y también los previne. Pero lo mejor que les puede pasar es ser felices con lo que eligieron. Mientras los pueda acompañar voy a estar ahí, esa es mi ley.

¿Alguna vez dudaste acerca del camino tomado? 

-Por supuesto que hubo momentos de inseguridad. Mi hermano mayor se juntó una vez conmigo en un bar, en la estación de Temperley, y me dijo “Juan, ¿vos estás seguro de que vas a seguir esa carrera?” Él tenía mucho temor y hoy en día me dice “¡Menos mal que no me hiciste caso y que eras tan inconsciente!” A la distancia veo que sí, era un inconsciente… pero me tenía Fe.

¿Qué sentís que te han dado la actuación y la música?

-La actuación me ha dado la posibilidad de estar en miles de hogares y que la gente me conozca. La verdad que es un privilegio estar en tantos países gracias a los trabajos que realicé. Me siento muy orgulloso. Y con respecto a la música, siento que arriba del escenario, cuando estoy cantando, doy todo de mí y ahí se nota la energía que pasa entre la gente. Eso lo disfruto mucho. La televisión me dio la popularidad, la posibilidad de conocer mucha gente, hacerme amigos en el medio. Y eso siempre lo pude aprovechar también sobre el escenario, cada vez que salgo de viaje con mis compañeros, con mis músicos. Ahora con “Lo prohibido” lo estamos disfrutando mucho, con Alejandra Radano y Vico D’Alessandro, dirigidos por Betty Gambartes, se dan las dos cosas: la actuación y el canto y se están complementando perfectamente.

¿Cómo es la vida de gira y cómo sos al momento de armar la valija? ¿Armás listita? ¿Sos previsor? O derivás y decís “¿María, me ayudás que me tengo que ir?”

-Con Patito, la gira fue muy grande… eran muchos días… fuera del país… fue muy divertido y la pasamos bien. En algunos momentos pude ir con mi familia, en otros con María y en otros solo. Y con los viajes más cotidianos, también la paso muy bien y conocí muchos lugares. La gira de Patito fue extensa y no toda la presión estaba en mí. Cuando me voy a presentar con los músicos es muy diferente, en general son pocos días y me la paso en el hotel preparando los temas que voy a presentar a la noche. Trato de descansar y no recorro mucho el lugar porque suelo tener poco tiempo. Con respecto a las valijas… ¡¡¡es un tema!!! (se ríe). Soy bastante despelotado para armarlas. Y sí… cuento con la ayuda de María, por supuesto. ¡Soy un desorganizado organizado! Arriba del escenario soy muy organizado, pero debajo… soy muy desprolijo, por decirlo de una manera mas suave.

¿Qué cosa no te puede faltar en un viaje? ¿Qué te olvidaste alguna vez?

-¡El cargador del celular! ¡La falta de comunicación es terrible! Hoy estamos muy ligados a nuestro teléfono móvil. Y con todos los datos que uno tiene eso es fundamental. Nos pasó que algún músico se olvidara una parte de su instrumento y tuvimos que salir corriendo a comprarlo. ¡Ah! Y lo que no me puede faltar tampoco es ¡un Rosario! Igual… todo tiene solución. Lo lindo de los viajes es eso… poder abrirse a la aventura. Pero sin comunicación ¡no! ¡Eso seguro! (risas).

De todos los destinos que visitaste, sea por trabajo o por placer… ¿cuáles fueron los que más te impactaron?

Hay distintos tipos de impacto. Está el impacto de la gente, eso me pasa cuando recorro el país… la gente me mueve las fibras y me llena de emoción. A veces estás en lugares tan distantes… y la gente te conoce y te brinda su cariño, disfruto mucho de ese impacto. Y después está el otro impacto, como por ejemplo cuando fui a Italia y me sentí cerca de mi abuelo, de mis raíces, me sentí en casa. También me impacta el mar… verlo, sentirlo, me transporta… Sea aquí, en Italia o en el Caribe… siempre busco los lugares con costa.

¿Qué lugar tenés pendiente y por qué?

-Ahora tengo ganas de ir al Cabo San Lucas, México. Me invitó la gente del Meliá y quiero ir. También me gustaría conocer la costa griega, conocer Brujas en Bélgica, algo de Croacia, podría pasar bastante tiempo nombrándote lugares. ¡Viajar es hermoso!

¿Qué te queda pendiente en la actuación ? ¿Y para el resto del año?

-Me encantaría hacer algo de cine, una miniserie, en estos formatos tipo Netflix, contando una historia actual, contundente, con toda la problemática nuestra. Para el resto del año, tengo varias charlas pero aún nada concreto… así que habrá que viajar. ¡Viajaremos mucho!

Please follow and like us:
Share.

About Author

Leave A Reply

Suscribite!