Extremadura, tierra de Game of Thrones

0

Game of Thrones, la serie de HBO que causa furor desde hace seis años, eligió varios escenarios españoles para su séptima temporada. Uno de ellos es el Castillo de Trujillo, en la provincia de Cáceres (Extremadura), que se convirtió en el Casterly Rock.

El ahora antiguo hogar de los Lannister tiene su historia real y un origen árabe. Fue construido en el siglo IX, aunque de esa época apenas se conservan el trazado original y parte de su basamento. El mismo se alza sobre la parte más alta de la localidad cacereña, en el conocido cerro “Cabeza del Zorro”.

Fue un edificio eminentemente defensivo, hecho que se determina porque no posee estancias residenciales, ni torre destacada en altura, ni escudos de familias nobles. Es un castillo hermético sin ventanas y con escasas saeteras, y desde sus murallas, que cubren un perímetro de 900 metros, se domina toda la llanura trujillana.

Otra de las áreas de Trujillo que seguramente a partir de ahora serán más visitados, son los Barruecos de Malpartida de Cáceres. Este lugar sirvió de escenario a la batalla más importante de la serie, donde las tropas de los Lannister son atacadas por sorpresa por los dothrakis e inmaculados comandados por Daenerys Targaryen montada en su dragón.

Los Barruecos de Malpartida, declarados Monumento natural de Extremadura en 1996, han sido elegidos anteriormente como Mejor Rincón de España por la guía Repsol.

El lugar se caracteriza por la singular belleza, dada por grandes bolos graníticos (berruecos) que se asientan a la orilla de las charcas alimentadas por la lluvia y los arroyos y que sirven de refugio a una gran cantidad de especies animales, entre las que se destacan los reptiles y las aves. Dentro de estas últimas, la reina del lugar es la cigüeña, que anida en lo más alto de las rocas al reparo de otros depredadores y disponiendo de abundante agua y alimento para sus crías.

Please follow and like us:
Share.

About Author

Leave A Reply

Suscribite!