Beer tour en Bariloche

0

Un tour por cervecerías artesanales de Bariloche (Beer tour), Patagonia argentina, es una excursión imperdible que marca la tendencia de una de las bebidas más antiguas de la humanidad. El recorrido por tres establecimientos tienen el bonus truck en el maridaje diseñado para disfrutar de la gastronomía local y por supuesto, del paisaje.

Por Sonia Renison

Unos siete mil años de antigüedad tienen los registros de que existió la cerveza en el mundo. Dicen que ante las heladas que afectaron los viñedos, los europeos la adoptaron y un detalle como la primera legislación que se conoce de 1516, en Alemania, estableció que la cerveza debía ser elaborada con agua, cebada y lúpulo. Mucha agua pasó bajo el puente y sin embargo hoy todos los expertos coinciden en que el valor agregado que le da la distinción al producto es, justamente, el agua.

Y ese es el secreto de muchos para que en plena Patagonia argentina y en Bariloche y alrededores, la cerveza artesanal se haya convertido en un emblema. Rubias, rojas, negras, las hay de todas las variedades y estilos diferentes. Pero la perla de un tour cervecero lleva al corazón de esta métier.

De esta forma, sólo hay que combinar el horario para que el vehículo pase puerta a puerta por el hotel o el hospedaje donde uno se encuentre. Desde allí, Sofía Martínez y su Beer Tour Bariloche brinda detalles preciosos sobre el recorrido que une el centro barilochense, bordea el lago Nahuel Huapi hasta sumergirse en la montaña y en pleno Circuito Chico, entre Colonia Suiza y Llao Llao, colma los sentidos.

Es en Berlina donde la arquitectura, el paisaje boscoso y la cerveza guían al visitante de la mano de Sebastián Alberio, quien cuenta el paso a paso de la elaboración y brinda detalles como que “nos aproximamos en un 90 por ciento al agua de Irlanda, con la gran mineralización que contiene en forma natural el agua local”, según sus propias palabras. El tour continúa viendo a los propios empleados del lugar en algún alto de la labor o probando su propia bebida.

Una vez en la barra de local de ventas, el maridaje es sencillo pero ayuda a comprender y aprender los distintos sabores. Golden, IPA y Nitro Stout, son tres ejemplos para comenzar el viaje de sabores que, en el último caso, hace alarde a otro producto estrella de este rincón del mapa: el Chocolate.

Un cordero cruje al fuego, pero aún es temprano y el viaje continúa al siguiente punto que guarda el romanticismo de la historia de los pioneros y la rusticidad de la arquitectura de montaña para llenar de encanto el recorrido. En un viejo establo de 1930 de la familia Goye, se acomodaron Tomás y Alejandro Gilbert. Todo es primoroso aquí y si bien es la cerveza el eje, el maridaje está presentado en cada estilo con un diseño gourmet. 

Con lúpulo de la localidad rionegrina de El Bolsón, famosa por ser la capital del lúpulo, y cebada de La Pampa, el mundo cervecero distingue en cada caso el valor del agua local. Dan ganas de tomar agua, al final.

Pero el tour sigue cuando cae la tarde y desde el viejo galpón el viaje continúa hacia la fábrica y complejo de la cervecería Patagonia. Con sol, con lluvia, frío, calor o nieve el lugar es precioso y balconea al Lago Roca. Un verdadero sueño.

Ahora, si se recala en este clásico de la Patagonia que es Bariloche, podrá recorrer una veintena de opciones de cervecerías artesanales y en el verano, de viernes a domingos desde las 19 hs., sobre la calle 20 de Febrero entre Morales y Neumeyer, unas catorce cervecerías y bares con cerveza artesanal, abren sus puertas y las mesas grupales con bancos sobre la calle convierten al lugar en un patio cervecero gigante. Música, aire puro, paisaje inolvidable y una experiencia espirituosa para los amantes de la cerveza y del buen vivir, que convierten a uno en un experto en la métier o al menos, le permiten vivir una experiencia hermosa.

barilocheturismo.gob.ar / beertourbariloche.com.ar

Please follow and like us:
Share.

About Author

Comments are closed.

Suscribite!