Salvador de Bahía, tierra de la felicidad

Salvador de Bahía, tierra de la felicidad

Aromas, sabores, tambores, creencias y colores recorren las calles del centro histórico de Salvador de Bahía, el Pelourinho, tantas como las historias que guardan cada uno de los rincones de la primer capital colonial de Brasil y que hacen de este enclave un lugar para volver siempre.

Por Pablo Casabona | @pcasabona Llegar al aeropuerto de Salvador de Bahía y toparse con el aire cálido y húmedo con temperaturas que promedian los 27° puede ser un tanto agobiante, pero cuando levantás la mirada y ves un cartel gigante que dice “Seja bem-vindo na terra da felicidade” todo cambia y es un anticipo de lo que vendrá. 12329166234_dd134fd355_b El camino de salida del Aeropuerto Internacional de Salvador Luís Eduardo Magalhães se va mimetizando con la naturaleza circulante y un cañaveral en forma de túnel hace un poco de sombra al transfer que busca con un poco de aire acondicionado ir normalizando de a poco las temperaturas, los pequeños lapsos de lluvia también son usuales y son recibidos cual bendición. 12329225164_891f689834_o Salvador de Bahía fue la primera capital de la República, posee 40 km. de playas con aguas tibias y transparentes enmarcadas por extensos cocotales y regadas de pequeños puestos playeros llamados “barracas” donde se pueden degustar cosas típicas de la región como casquinhas de sirí, caldo de sururú, tapiocas, moquecas, acompañados por unas cervezas bien heladas. 12329223974_24bdfc8fa3_o Fue fundada el 1° de noviembre de 1549; dicen que el devoto colonizador quiso colocar a la nueva población bajo la protección de Jesús designándola “Ciudad de Salvador”, pero los lugareños de sangre india y negra aman los nombres paganos tomados de la naturaleza que los rodea y continuaron llamándola simplemente Bahía, y ningún bahiano se preocupa por saber si su ciudad se llama Salvador o San Salvador. Tampoco sus preocupaciones pasan por el horario, si van a Salvador de Bahía, el viajero debe saber que “na Bahía a hora tem 90 minutos viu?12329133904_955b1d9db7_oEl Pelô El “Pelourinho” es el mayor conjunto arquitectónico de estilo colonial barroco de Latinoamérica de los siglos XVI y XVII, y es por eso que ha sido considerado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Sin lugar a dudas se ha convertido en el centro de ocio de noche y día, con sus bares multicolores, tiendas de artesanía, joyerías, restaurantes con músicos en vivo y obviamente la gente del lugar, alegre y despreocupada que canta y baila al ritmo de la música afrobrasileña, sea reggae, samba, lambada, axé music, pagode, un ensayo de música Olodum, siempre hay alguna fiesta en la que se puede participar. 12328424993_f56c18c13e_oEl perfume del aceite de dendê invade las calles del “Pelô” (como es llamado cariñosamente el Pelourinho) donde las típicas bahianas de vestidos impecables bordados a mano, faldas circulares, turbantes, y diversos collares de cuentas coloridas; elaboran las más ricas comidas típicas como la moqueca de camarón, el acarajé y el abará, el vatapá y el carurú; verdadera mezcla de tradiciones portuguesas, africanas, e indígenas. Sentado, contemplando la belleza de su arquitectura me encontré con la iglesia Nossa Senhora do Rosário dos Pretos , donde se había filmado “Doña Flor y Sus Dos Maridos”, allí un vendedor ambulante se me acerca (se acercan todo el tiempo a toda hora y lugar) pero esta vez no fue para venderme nada, sino preguntarme si yo sabía dónde estaba sentado, supuse que se trataba de alguna broma, entonces me di vuelta para saber qué era y le respondí, el Museo Jorge Amado, insistente con los cuestionamientos este bahiano, cansado por su jornada laboral de venta de artesanías me vuelve a replicar la pregunta pero me dice, antes de que sea Museo; ahí pensé que realmente me quería contar alguna historia, y dejé que me contara. 12328872213_20d2d8fc75_o Me dijo esto fue el tribunal de justicia, y ¿sabés por qué hay estos adoquines de otro color?, atónito le respondí que no, en estos lugares se erguían los pelourinhos (en español podría decirse que la traducción es picana) eran los palos donde se colgaban a los esclavos para castigarlos, azotándolos a latigazos. 12329133904_955b1d9db7_o Desde ese momento comencé a introducirme mucho más en su historia, en hablar con la gente y en emocionarme cada vez que camino por los “morros pretos” (adoquines) del Pelourinho. El elevador Lacerda es el que divide la ciudad alta del casco histórico de la parte baja donde se encuentra el Mercado Modelo, ubicado al lado del puerto y donde las compras de artesanías son una ruta obligada para hacer y llevarse algún recuerdo, un berimbau (instrumento de capoeira), una figa para la suerte o una penca de balangandá (representación de lo que llevaban las esclavas bahianas, por su buen comportamiento los amos le regalaban alguna joya y cuando podían pagar su libertad tenían eso para empeñar) se encuentran también otras artesanías de bajo costo y gran creatividad en cerámica, piedras ornamentales, paja, cuero, bordados, plata, madera e instrumentos típicos. Las aguas que bañan Bahía Las playas son parte del quehacer cotidano del bahiano, (traje de bajo, ojotas, música, cerveza y playa para ser felices) el sol brilla durante todo el año, y las principales playas son Farol da Barra, Ondina, Pituba, Praia do Jardim dos Namorados, Itapua, Stella Maris o Rio Vermelho, esta playa tiene una particularidad muy importante para los bahianos, ya que allí se encuentra la Casa do Peso, es donde se visita una pequeña casita donde está la imagen de Yemanjá, reina del mar, que todos los 2 de febrero tiene una celebración especial en esta región, todos se visten de blanco y hacen sus ofrendas. 12328689135_926909a7da_o Cerca de la capital bahiana, también se encuentran grandes centros de playa como Costa do Sauipe, Praia do Forte, Isla de Itaparica o el Morro de San Pablo que son verdaderos paraísos. Sincretismo religioso Los esclavos africanos, al verse obligados a convertirse ante la religión católica, siguieron las prácticas del sincretismo (orixás representados por vírgenes y santos) así pues en el caso de Yemanjá la adoración es para la Virgen María bajo su advocación de Stella Maris, patrona de los navegantes, marineros y pescadores, de esta manera los europeos creían que los esclavos africanos se habían convertido, pero ignoraban que sus esclavos continuaban con el culto a Yemanjá, orixá que reina en los mares y todo lo que hay en ellos, protectora del hogar y la familia, de los barcos y de los pescadores y dueña de los frutos del mar.12328644225_88a35b7346_oComo ya me había pasado antes, quise saber un poco más sobre este tema y ya en otro de mis viajes con el mejor libro guía del lugar Bahía de Todos los Santos, escrito por Jorge Amado, me animé a ir a un Terreiro de Candomblé, donde se realizan los rituales y ceremonias de adoración a los Orixás. Fueron 4 horas intensas de ver como incorporaban espíritus, y donde los tambores no pararon jamás de resonar, con las claves y toques que correspondían a cada Orixá. Al finalizar la ceremonia, a todos los participantes se los convidó con un guisado que fue preparado durante este ritual. Realmente es algo para experimentar y vivenciar, hay que ir con ropa clara y al llegar al lugar uno se desprende de su calzado, no se puede llevar cámaras de foto o filmadora por lo tanto queda todo registrado en la mente y aseguro jamás se olvidarán de una experiencia así. Lo primero que debe hacer cuando esté en suelo bahiano es congraciarse con el protector de los caminos de la ciudad, Exu, uno de los dioses orixás más importantes. 12328646065_882af0a6b4_oTodo bahiano te va a decir que la primera obligación que hay que cumplir cuando se ponen los pies en Bahía es darle de beber a Exu para evitar que venga a perturbar la fiesta con sus diabluras, o que nos asuste en un callejón de fantasmas, por lo tanto el primer trago de cachaça (agua ardiente de caña) debe ser derramado directamente sobre el piso, así quedará bajo su protección, y así podrá disfrutar a pleno de la ciudad. Un viaje musical Hablar de Salvador, es más allá de sus playas e historia y su particular forma de ver la religión, Salvador es hablar de música; es vivenciar una gran fiesta todo el año, así que llegar a su centro histórico, el Pelourinho, es escuchar por doquier el repique de tambores, ensayos de percusión que parecen ser eternos, toda la caminata por el Largo del Pelourinho se trasforma en un viaje musical. 12328442535_769ea687fd_o 12328563213_20fc6132e4_bExponentes como Caetano Veloso, Gilberto Gil, Maria Bethânia, Gal Costa, entre otros, fueron los máximos referentes de la Tropicalia, el género musical que se creó en los 70´ justamente en esta región, así ellos conformaron Doce Bárbaros, con estos verdaderos músicos disruptivos de la época. Hoy el Axé es el estilo musical que reina en toda la región bahiana y el punto máximo musical se da en el carnaval, allí los músicos más reconocidos, Ivete Sangalo, Asa de Aguila, Daniela Mercury, Chiclete com Banana, Claudia Leitte, entre otros, hacen sus repertorios en los “Tríos Eléctricos” (tipo de camión equipado con un sistema de sonido de alta potencia y una banda de música en el techo, tocando para la multitud. La idea fue introducida en 1949, durante un carnaval en Bahía, por el dúo Dodô e Osmar). Carnaval es en febrero, en Bahía el año entero Se dice que cuando el bahiano no esta de fiesta, es porque está ensayando, las fiestas se dan durante todo el año, en todo momento y lugar. El año comienza con la procesión marítima de “Nuestro Señor de los Navegantes” el 1° de enero, en la que centenas de embarcaciones surcan la Bahía de Todos los Santos llevando la imagen del Buen Jesús de la Iglesia de la Conceição da Praia hacia la capilla de Boa Viagem. Posteriormente, sigue una serie de festividades, entre las que sobresale la “Lavagem de Bomfim” (iglesia donde se piden los tres deseos y se deja la famosa cintita de colores) que reúne cerca de 800 mil personas, todas vestidas de blanco, en una procesión kilométrica que va desde la iglesia de la Conceição da Praia hasta la iglesia de Bomfim en lo alto de la “Colina Sagrada” donde las bahianas en sus ropas típicas vacían sus jarras de agua aromática en el atrio de la iglesia y sobre la cabeza de los fieles en un ritual de fe y esperanza. La fiesta de Yemanjá acontece cada 2 de febrero, cuando los adeptos al Candomblé le rinden homenaje a la Reina del Mar, llevan ofrendas a esta, depositándolas en la playa de Rio Vermelho. 12328724645_d4c067ea09_oSin duda el acontecimiento mas destacado del año es el carnaval, donde grandes y chicos bailan durante 7 días siguiendo a los tríos eléctricos. Se dice que es esta es la mayor fiesta de participación popular del mundo, durante la cual la ciudad queda prácticamente paralizada con una gran cantidad de calles cerradas al tránsito vehicular. Este es desarrollado en tres circuitos para jugar hasta el amanecer con cerca de dos millones de personas. Hay dos maneras de participar de la fiesta. Una es adquirir el “abadá” que es el conjunto de cinta y remera que da derecho a bailar con seguridad dentro de algún bloco (grupo musical de los tríos elétricos) y la otra es quedar fuera de los grupos, saltar y bailar desde afuera. Qué hacer, dónde ir Pareciera que en Salvador nunca alcanza el tiempo para recorrer por su gran variedad de opciones que ofrece a todos los turistas, visitar el Dique de Tororó, es un extraordinario parque de ocio y contemplación, con sus fuentes luminosas entre los dioses llamados “orixás” que protegen la Tierra de la Felicidad. El parque Pituaçu reúne espacios y naturaleza con obras de artistas bahianos. El Parque Lagoa do Abaeté, famoso por sus leyendas y por inspirar canciones, ofrece un bellísimo paisaje entre las dunas blancas, además del servicio de bares y restaurantes. Otra de las atracciones nocturnas relativamente nuevas es un centro comercial llamado Aeroclube, sobre el mar, que posee 2 patios de comidas internacionales, con shows en vivo, tiendas, un cine y hasta una discoteca especializada cada día en un género de música diferente. Para comer recomiendo ir a Qué Moqueca, su especialidad obviamente es la Moqueca de camarão. Si están por Río Vermelho el acarajé de Regina frente a la playa no tiene comparación, es una exquisitez (bueno en Brasil no digan que algo es exquisito ya que quiere decir todo lo contrario, algo así como de gusto raro, digan que esta gostoso). Desde luego el recorrer todo el casco histórico será ruta obligada, pero no pueden dejar de pasar por la iglesia de San Francisco ornamentada en su interior toda con angelitos, hechas a imagen y semejanza de sus artesanos, los esclavos, por lo tanto se verán angelitos negros, embarazados. Esta iglesia tiene en su interior más de 800 kg. En baños de oro y si nunca habían visto el barroco de cerca es la oportunidad. El Museo Afrobrasileño tiene una particularidad, todos los Orixás gigantes que allí se ven fueron tallados por Carybé, un argentino que se enamoró de Bahía, sus leyendas y mitos, se convirtió al Candomblé y con su amigo Jorge Amado empezó a ponerle trazos e imagen a esos dioses. Seguramente vayan a recorrer la Iglesia de Bomfim, pero al regresar pueden parar en medio del camino donde hay un mercado gigante donde hacen las compras los lugareños, se encontrarán todo mucho más económico. Definitivamente recorrer Salvador de Bahía de Todos los Santos es un gran atractivo de acervo cultural, religioso, un destino único de playa con opción a compras muy interesante, pero con un destaque especial, la alegría que reina en cada rincón, en cada persona que allí vive y donde al finalizar el viaje, sin dudas la sensación latente es la de volver a la tierra de la felicidad una, otra y otra vez más. CONEXIONES CERCANAS Quien quiera también conocer algunos enclaves en las cercanías hay varias opciones para diversos gustos. Los románticos, podrán realizar una escapada por las playas de Ilhéus, famosa por haber sido escenario de muchas novelas de Jorge Amado, posee aeropuerto y una excelente infraestructura hotelera. Cerca de Salvador a 80 km. del centro hacia en norte se encuentra Praia do Forte, una antigua villa de pescadores y verdadero paraíso natural con extensos cocotales, donde se emplazó un resort de nivel internacional además de hoteles, posadas y restaurantes. Siendo una región de desove de tortugas marinas, hay allí un centro destinado a su preservación llamado el proyecto Tamar. La capital de Bahía esta posicionada sobre la Bahía de Todos Los Santos, poseedora de mas de 50 islas, de las cuales Itaparica es la más importante, a esta se puede acceder fácilmente por ferry boat , en saveiro o en un rapidísimo catamarán. Esta es una opción ideal para una excursión de día completo. Costa de Sauipe, emplazado en un punto costero privilegiado como es la denominada Polinesia Brasileña, posee 5 hoteles de grandes cadenas internacionales, más 5 posadas temáticas y comparten el área de esparcimiento que posee una cancha de golf, una laguna para deportes acuáticos, paseos a caballo o en carruajes y canchas de tenis. De noche funciona un pequeño centro comercial ambientado como un pequeño pueblito colonial empedrado con plaza e iglesia propia. Tienen también actividades diarias que suelen ser divertidas para toda la familia, como la noche de blanco donde se hacen ofrendas al mar, ver espectáculos de capoeira.
SUSCRIBITE A NUESTRA NEWSLETTER!