Quilmes y la ruta de la cebada.

Quilmes y la ruta de la cebada.

Quilmes celebró el inicio de la cosecha de cebada en su campo de Tres Arroyos.

La noche oscura apenas nos permitió adivinar algunas siluetas en medio de las plantaciones de cebada. El frío del campo abierto se colaba entre los asistentes. El cielo competía en brillos con las estrellas de la noche: la cebada y la cerveza. En ese clima empezamos a vivir el inicio de la cosecha y a descubrir el camino mágico del grano de este cereal hasta convertirse en la bebida que conquista al mundo desde hace siglos. Cuando se hizo la luz, el espacio creado en medio de la plantación y ambientado para una cena inolvidable se hizo presente. Allí entre fuegos y al ritmo del dj, nos deleitamos con los platos preparados por la Chef Narda Lepes que, obviamente, tenían a la cerveza y la cebada entre sus grandes protagonistas, al igual que los productos locales. Así vegetales, encurtidos y quesos de Tres Arroyos sirvieron de puntapie al Yopará de cebada cocido en marmita de hierro y acompañado de cerdo braseado con Quilmes Cristal en disco de arado. Cada plato, incluido el postre, fue perfectamente maridado con su Quilmes Cristal, Bock o Stout.   cebada1   Si la noche nos deparó sorpresas, el día siguiente no desentonaría. Junto a 350 productores participamos de charlas relacionadas con el cultivo de cebada, la ruta de la semilla a la cerveza (la cebada cultivada en esta temporada será la que beberemos en 2023) y la sustentabilidad de un proceso que tiene a Quilmes entre las compañías que menos agua por litro consumen para su producción. El viaje tuvo muchos puntos fuertes, pero nos quedamos con una imagen que nos cautivó sobremanera: al arrullo del viento y con un sol que acentuaba su brillo, las plantas de cebada se mecían en un mar dorado e infinito. La magia de la naturaleza se hacía presente para que la disfrutemos como en cada uno de nuestros viajes.
SUSCRIBITE A NUESTRA NEWSLETTER!