Junín, Provincia de Buenos Aires

Junín, Provincia de Buenos Aires

Aire de campo, vida de pueblo y muchas sorpresas para un fin de semana pleno. 

Por Esteban Goldammer / @gauchogold

junin

Veníamos eligiendo destinos más cercanos para nuestras escapadas, pero esta vez nos animamos a más. Y fue justo eso lo que encontramos en Junín: más.

Después de 260 kilómetros, primero por la autopista y luego por la ruta 7, arribamos el viernes ya cuando al paisaje campestre se le sumaba el azul profundo del cielo y los últimos trazos rojos de un sol que se apagaba.

El recibimiento no pudo ser mejor: el Casa Viva Hotel Boutique nos cautivó con confort de hotel y calidez de hogar insuperables. Instalado en una casona de cien años de antigüedad, este Chambre d’hote criollo sorprende por donde se lo mire. A la comodidad de sus habitaciones, se le suman acogedores rincones como la cocina y el patio, y una pensada decoración donde destacan fotos y cuadros que se exhiben a modo de galería de arte (incluso se pueden adquirir). Pero hay algo mucho más importante en la propuesta y es la amabilidad de los dueños de “casa”, siempre dispuestos a la charla, a los consejos para descubrir esta ciudad y a brindar lo mejor de sí en exquisitos desayunos (sin horario) repletos de tortas, panes y dulces caseros o si lo desea el comensal, un almuerzo o cena a pedido, preparado al instante y caserísimo.

junin4

Dada la hora, optamos por salir a cenar. Apenas una primera vuelta en auto alcanzó para ver que Saenz Peña es la calle principal, esa que tiene la mayoría de los negocios y es ruta obligada para la “vuelta del perro”, y para descubrir que la oferta gastronómica es amplísima y para todos los gustos. Gato Maula es uno de los elegidos si lo que se busca es algo estilo gourmet, en un ambiente cuidado e ideal para parejas; si la idea es algo más familiar (muy) con comida tradicional y superabundante, el Club Newbery superará con creces toda expectativa. La lista de recomendados se alargaría con el correr de las horas, aunque nos quedaron muchos por probar. Aseguran que bien valen la pena Don Pedro, en la vecina localidad de Baigorrita y María María, frente a la Laguna de Gómez.

junin3

Justamente la “laguna de Junín” forma parte de un Parque Natural de 200 hectáreas y está ubicada a sólo 10 kilómetros del centro de la ciudad. Es casi un punto de encuentro más; tanto para el local como para el turista y es Ideal para los que gustan de la pesca y los deportes náuticos o quienes deseen disfrutar de un paseo junto al agua o, bien, de un picnic o un asado en alguna de las parrillas habilitadas a tal fin. Cabe decir que la infraestructura de servicios en el lugar es amplia y que el lugar posee además un espigón central recientemente remodelado que posibilita internarse 180 metros en el agua.

Pero Junín no termina en la laguna, ni mucho menos. Para disfrutar de esta ciudad con espíritu pueblerino, es preciso dejarse trasladar a otra época, a esa que nos llevan sus amplias calles de adoquines y antiguas casonas que acompañan el paso de quien se aventura a recorrerlas. En este sentido, es importante acercarse a la Plaza 25 de Mayo, donde se ubicaba la antigua Plaza de Armas del Fuerte Federación, fundado en 1827 para proteger del avance indígena. Allí se encuentran algunos de los edificios más importantes de la ciudad: el Palacio Municipal (1904), la iglesia Matriz San Ignacio de Loyola (1907), el Banco Nación y la Escuela Número I, donde cursó sus estudios primarios Eva Perón.

Por esas cosas del destino o, mejor dicho, por consejo de Josefina (la dueña de Casa Viva), quien maneja la agenda de eventos de la ciudad de manera suprema, incluimos en nuestro recorrido una visita a Finca Las Antípodas y por la noche, a la Estación de Arte 847.

La finca pertenece a Mariano Tessone y atesora un pequeño viñedo que espera a noviembre para descubrir el resultado de su primera cosecha. Asesorado por una enóloga del equipo de Michel Rolland, Mariano ha seguido todos los pasos necesarios para producir un vino de calidad y sorprender al mundo desde este rincón de Buenos Aires. Mientras tanto, el lugar sirve de marco para la realización de degustaciones y todo tipo de eventos sociales.

junin5

La Estación de Arte 847, es un espacio creado por Pipi Córdoba, afamado cardiólogo que llegado de su Río IV natal hizo pie en Junín y hoy busca matizar sus días con exhibiciones de arte, talleres literarios o, como fue el caso durante nuestra visita, la presentación del libro A todo volumen – Historias de tapas del rock argentino. El espacio va ganando adeptos y presencia en una ciudad que, según sus propios habitantes, está ávida de cosas distintas y nuevas experiencias.

Nos quedaron las cabalgatas de La Cañada, tanto las diurnas como las que nos hubieran permitido el deleite de la luna llena que acompañó nuestro viaje. En el Debe también están la visita a Mariapolis, en O´Higgins, al Monasterio Benedictino de Los Toldos o alguno que otro de los pueblos vecinos. Pero como dijimos, Junín era más de lo que esperábamos. Tanto que amerita otra visita.   

www.casavivahotelboutique.com

SUSCRIBITE A NUESTRA NEWSLETTER!