Sentí y viví Catamarca.

Sentí y viví Catamarca.

Catamarca es una muy buena elección para disfrutar de las vacaciones. La provincia recibe a sus visitantes con paisajes inigualables, grandes extensiones de verde, montañas y valles. Las rutas en estado óptimo conducen hasta el Valle Central, la puerta de entrada a un lugar preparado para todo.

Por Marcos Daniel Palacio

Recorrer el centro histórico de San Fernando del Valle es toda una experiencia: la Catedral Basílica con su estilo neoclásico en su estructura, convoca a miles de peregrinos durante todo el año y guarda, en su camarín, celosamente a la Patrona Nacional del Turismo, la Virgen del Valle, cuya historia se trasluce camino a la gruta, lugar donde reside la antigua imagen de la Virgen, generosa, milagrosa y reconocida por todos. Otra tentación es visitar los museos, lugares que atesoran gran parte de la historia de nuestra tierra y que muestran las raíces de una provincia con un caudal cultural inagotable. El museo arqueológico Adán Quiroga, el museo de la Virgen, el museo Laureano Brizuela, el museo Caravatti, el museo del Poncho, son algunos que no se pueden dejar de visitar para conocer más de la historia de Catamarca. El recorrido nos lleva al gigantesco Predio Ferial, el más importante de la región, sede de la fiesta más grande de invierno: la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho y de otros eventos no menos importantes. Por allí pasean su arte músicos y artesanos, los productores muestran al mundo sus frutos. Ferias y exposiciones reúnen a miles de lugareños y turistas ávidos de cosas novedosas. Este Valle Central rodeado de cerros, que al recorrerlos nos conducen a bellas localidades como El Rodeo, Las Juntas, La Puerta, El Bolsón, Los Varela, Ancasti, Concepción, entre otras. Lugares muy buscados por su clima, su gastronomía, la calidez de la gente, sus ríos y vertientes cristalinas que admiten disfrutar del placer de la pesca. Sus intensos verdes en mil tonalidades, dan la posibilidad de conocer de cerca la actividad ganadera y la naturaleza en su forma más pura, son razones más que valederas para que el turista conozca y disfrute Catamarca en todo su esplendor. La amplia variedad de fiestas populares y festivales hará que en cada rincón del territorio de la provincia se encuentren renovadas propuestas. Todo, acompañado con actividades donde la aventura sobresale, como trekking, cabalgatas, escaladas, mountain bike, kayak, montañismo y excursiones en camionetas 4x4, entre otras. catamarca3 Conectarse con la naturaleza, descansar, respirar paz y encontrar ese lugar que se imagina, seguramente se puede lograr en esta fascinante geografía. Si se opta por recorrer el oeste catamarqueño, las cuestas dibujarán paisajes infinitos y, adentrándose en sus extensiones, sorprenderán los innumerables sitios arqueológicos, las artesanías con historia, los tejidos de colores únicos con la música acompañando el andar y la emoción siempre a flor de piel. Las comidas típicas tienen preparado una grata sorpresa: ingredientes autóctonos y únicos dan a cada una de ellas un sabor inolvidable y muy difícil de encontrar en otros destinos. Comidas a base de maíz, componente esencial de la alimentación de los habitantes se mantiene hasta nuestros días, y hoy se tiene la posibilidad de degustar un sabor ancestral, heredado de generación en generación e inalterable en el tiempo. catamarca2 Seguramente en Antofagasta de la Sierra el aroma tentará y seducirá tanto como la hospitalidad de su gente. El campo de Piedra Pómez, con su inmensidad, hará sentir que es un lugar exótico y único, y el volcán Galán, será otro atractivo para recorrer en este lugar incomparable. Cuando el relax es la opción, las termas de Fiambalá brindan, en un entorno natural, aguas con propiedades terapéuticas y un sinfín de actividades. Allí se pueden realizar actividades recorriendo los caminos del Dakar, con máquinas 4x4, cuatriciclos y motos. Uno logra sentirse protagonista como los pilotos que vivenciaron estas experiencias en la envidiable geografía fronteriza. El este es un destino elegido por muchos, en pocos kilómetros se encuentra una región desprendida del cordón del Ancasti, donde el verde se apodera del paisaje, rodeando grandes espejos de agua que alimentan la tierra en épocas invernales. Los colores llegan hasta la más amplia gama de los verdes y en invierno los ocres invitan a disfrutarlos en un ambiente puro, junto a los apacibles ríos serranos. catamarca4 En el este provincial el suelo es apropiado para el turismo de aventura. Se pueden practicar diversas actividades, desde caminatas por bosques o senderos hasta extensas cabalgatas. Las historias de antiguas culturas se encuentran en esta región, donde sobresalen las pinturas rupestres de La Tunita y La Candelaria, cuevas que contituyeron lugares sagrados para ceremonias religiosas. El este, con sus bellos paisajes de ensueño, exuberantes serranías y extensos diques ideales para la pesca y múltiples actividades al aire libre, se convierte en una inmejorable opción turística. El próxima verano, Catamarca invita a disfrutar de sus paisajes indescriptibles, de sus fiestas populares y festivales reconocidos a nivel nacional, de sus amplios servicios y de una gran oferta cultural, exhibiendo las raíces de una provincia cálida y humana que invita, no solo a conocerla turísticamente, sino también a conquistar y vivir nuevas experiencias personales.
SUSCRIBITE A NUESTRA NEWSLETTER!